viernes, 5 de junio de 2009

ESTRATEGIAS

Las estrategias, al igual que las habilidades, técnicas o destrezas, son procedimientos utilizados para regular la actividad de las personas, en la medida en que su aplicación permite seleccionar, evaluar, persistir o abandonar determinadas acciones para llegar a conseguir la meta que se propone.


Sin embargo, lo característico de las estrategias es el hecho de que no detallan ni prescriben totalmente el curso de una acción; las estrategias son sospechas inteligentes (Valls, 1990), aunque arriesgadas, acerca del camino más adecuado que hay que tomar. Su potencialidad reside en que son independientes de un ámbito particular y pueden generalizarse; su aplicación correcta requerirá, en contrapartida, su contextualización para el problema del que se trate. Un componente esencial de las estrategias es el hecho de que implican autodirección (la existencia de un objetivo y la conciencia de que ese objetivo existe) y autocontrol, es decir, la supervisión y evaluación del propio comportamiento en función de los objetivos que lo guían y la posibilidad de imprimirle modificaciones cuando sea necesario.

Las estrategias de comprensión lectora son procedimientos de carácter elevado, que implican la presencia de objetivos que cumplir, la planificación de las acciones que se desencadenan para lograrlos, así como su evaluación y posible cambio.


Es necesario enseñar estrategias de comprensión porque queremos hacer lectores autónomos, capaces de enfrentarse de manera inteligente a textos de muy diferente índole. Hacer lectores autónomos significa también hacer lectores capaces de aprender de todos los textos. Para ello, quien lee debe ser capaz de interrogarse acerca de su propia comprensión, establecer relaciones entre lo que lee y lo que forma parte de su acervo personal, cuestionar su conocimiento y modificarlo, establecer generalizaciones que permitan transferir lo aprendido a otros contextos distintos.


Las estrategias deben permitir al alumno la planificación de la tarea general de lectura y su propia ubicación ante ella (motivación, disponibilidad). Facilitarán la comprobación, la revisión y el control de lo que se lee, y la toma de decisiones adecuada en función de los objetivos que se persigan.

Leer es un procedimiento, y al dominio de procedimientos se accede a través de su ejercitación comprensiva. Por esto no es suficiente que los alumnos asistan al proceso mediante el cual su profesor les muestra cómo construye sus predicciones, las verifica... hace falta además que sean los propios alumnos los que seleccionen marcas e índices, formulen hipótesis, las verifiquen, construyan interpretaciones, y que sepan que eso es necesario para obtener unos objetivos determinados. Teniendo en cuenta este aspecto durante el desarrollo del proyecto se implementaron algunas estrategias cognitivas encaminadas a la comprensión y construcción del significado de los textos empleados dentro de las intervenciones, algunas de estas son:

· Aplicación del proceso de observación en el análisis de la observación.

Consiste en fijar la atención en un objeto o situación para identificar sus características. A cada característica corresponde una variable. Las variables utilizadas dependen del prepósito de la observación. Una característica es un rango propio del objeto o situación.

Estrategias para observar.

1. Definir el propósito de la observación.

2. Seleccionar las variables de acuerdo con el propósito

3. Identificar las características del objeto o situación, de acuerdo con las variables seleccionadas.

4. Verificar la información que se generó

· Aplicación de los procesos de comparación y relación al análisis de la información.

La comparación es un proceso que consiste en identificar pares de características semejantes y diferentes; cada para de característica corresponde a una variable. Antes de comparar debemos definir un propósito. El propósito nos permite seleccionar las variables de comparación.

Comparar es el proceso que sigue a la observación. Una vez que la persona sabe como identificar las características de dos o mas objetos, situaciones o conceptos, entonces puede seleccionar pares de características de los objetos o situaciones correspondientes a cada variable y compararlas para identificar cuales son semejantes y cuales diferentes.

Estrategias para comparar

1. Definir el propósito de la comparación.

2. Identificar las variables que definen la comparación.

3. Especificar pares de características semejantes y diferentes, correspondientes a cada variable

4. Verificar la información que se generó

La relación se expresa en términos de las variables, su contenido es más abstracto que el de una comparación y no permite identificar las características de los objetos o situaciones implicadas en ésta.

Estrategias para relacionar

1. Definir el propósito de la relación

2. Identificar las variables que definen la relación

3. Especificar pares de características semejantes y diferentes, correspondientes a cada variable

4. Establecer nexos entre los pares de características correspondientes a cada variable.

5. Formular las relaciones

6. Verificar la información que se generó.

· Aplicación del proceso de clasificación en el análisis de la información.

Las características esenciales nos permiten separar los objetos o situaciones de un conjunto en categorías llamadas clases. Este proceso se denomina clasificación. Cada clase tiene una o más características esenciales que la definen.

Estrategias para Clasificar

1. Definir el propósito de la clasificación.

2. Identificar las variables de clasificación de acuerdo al propósito. Estas variables definen el criterio de clasificación.

3. Observar los objetos del conjunto e identificar sus características correspondientes a cada variable.

4. Identificar semejanzas y diferencias.

5. Establecer relaciones entre las características semejantes y diferentes.

6. Identificar los grupos de objetos que comparten las mismas características con respecto a las variables elegidas y asigna cada objeto a la clase correspondiente.

7. Anotar o describir los conjuntos que forman las clases.

8. Verificar el proceso o el producto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada